Recibimos nueva carta de Marcela, nos dice que se ha encontrado en el parque con Pep, un ser de luz y caliu especial, nos cuenta que tiene un espacio con animales de todo el mundo de play noseque. “¿Podemos ir?”

De camino, encontramos más amigues animales y jugamos con los sabores de helados, pero ojo: solo podemos fabricarlos con los colores que tengamos a nuestro alcance. La fantasía comienza a darnos hambre cuando de pronto, nos encontramos con vestigios de otros tiempos y un mensaje. 

per les memòries els llocs es tornen habitables

Volvemos a darle vueltas a la historia de los  barrios, los archivos, los lugares, las historias, las personas. Estamos en Patraix, otro barrio. “sabéis porqué yo este barrio lo conozco, porque tuve una casa parecida”

Cuando llegamos, encontramos un lugar acogedor, familiar, con una voz y una sabiduría que nos hace un viaje por todo el mundo. Con música inmersiva de fondo, vemos la exposición itinerante de “Biosphera,16 ecosistemas de playmobils” con más de 200 especies animales y vegetales del mundo. Además, Pep, la asociación y el espacio,  hacen una labor necesaria, importante y cercana en la comunidad y sus expansiones.

Con toda la atención que podíamos dedicar en un espacio mágico, lleno de estímulos y curiosidades, reconocemos muchas de las especies que maravillan a todes, demostrando nuestra sabiduría y habilidades como exploradores e historiadores.

Tras comprobar todos los rincones del lugar salimos a marcarnos unos ritmos con dos djembes africanos. Pep también tiene una colección de instrumentos de todo el mundo pero aunque no puede mostrarnos todos, sí nos contó cómo y con qué materiales se podían hacer.  Con la ayuda de nuestros cuerpos y los instrumentos improvisados vamos creando ritmos hasta llegan al rock, rock en el cole de los Ramonets, de los que todes nos consideramos fans. Habíamos conectado con la siguiente sesión, muy ligada a la música, la tradición y la historia.

Que las familias les recojan en los espacios que visitamos es importante para nosotres, para seguir construyendo esa red vecinal. Ver a las familias disfrutando también del espacio desde otro lugar nos llena de satisfacción y energía. 

Llega una nuevo encuentro y Miguel, vecino de una de nuestras compañeras y compinchado con su madre, llegaba al Parque del Oeste con Manolo, su compañero de banda en la Societat Musical La Unió de Tres Forques. Antes de dirigirse a su cita diaria con la música, se han prestado generosamente a hacer una parada y calentar motores con nosotres. ¡Gracias a les tres por hacerlo posible!

Muy cercanos y disfrutando, nos cuentan cosas antiguas sobre el barrio, cómo y con qué se fabrican los instrumentos, cómo se afinan, curiosidades del atril.. Nuestro grupo permanece absorto con nuestros nuevos vecinos, preguntando todo aquello que les parece importante o curioso. 

Cuando empiezan a sonar las notas, empieza la magia. Aún no ha terminado la primera canción, cuando nos sentimos rodeades de niñes, familias y mayores que se suman a la música y la nostalgia.

Nos tocan himnos, tradiciones, fiesta y también los elefantes balanceándose. ¡Qué privilegiades nos sentimos todes! Niñes que apenas pueden caminar pidiendo otra, mayores mandando a preguntar si lo harán todas las semanas. De nuevo nos sentimos plenas con lo que vivimos y compartimos en este distrito. 

Los músicos de banda, de barrio, de comboi, se marchan a su cita y la multitud se dispersa. Comenzamos a rebuscar entre los materiales para crear ingeniosamente instrumentos, con nuestro cuerpo y la voz vamos haciendo grupo, expresándonos, haciéndonos oir, conociéndonos.

Aún nos queda un poco de tiempo, así decimos sacar nuestra herramienta favorita y crear juegos temporales en el suelo.  Mientras unes juegan al twister con gran soltura, otres se representan así mismes y a sus compañeres mientras llevan un paso más allá el experimento de la unión de tiza y agua. Comprobaron que la tiza se puede diluir en agua, pero que también se puede pintar con tiza bajo el agua si no está demasiado tiempo.¡ No dejamos de explorar y aprender!

“el mejor jugando a esto Joel”  , y lo fue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.