Nuestros encuentros van llegando a su fin y ahora nos toca poner a punto la degustación final, la muestra en la que mostraremos al mundo todo lo que hemos compartido y experimentado durante estos meses. Mantenemos a fuego lento todos los ingredientes:  historias,espacios, aventuras, pistas, muestras, recuerdos, creaciones, cartas, vecines nueves, lugares descubiertos, emociones y todo aquello que forme parte de nosotres y nuestro entorno, para que también podáis disfrutarlas.

Para comenzar nuestra nueva aventura, nos acompaña Carmela Mayor; es una suerte poder compartir la tarde con una ilustradora tan creativa y una energía tan carismática y cercana. Además, es la creadora de la imagen que nos hace formar y sentirnos parte de ¡Explora el teu barri!

Entre conversaciones interesantes, información precisa sobre la vida, charlas entre besugas y canciones, vamos reflexionando sobre nuestra identidad y creando nuestros personajes colectivos. Una serie de cadáveres exquisitos donde cada una realiza una parte antes de pasar la hoja a su compañera y recibir una nueva. La diversidad de trazos y los diferentes rumbos que toman los personajes nos resulta divertido, motivador e interesante. ¡Nos encanta la fantasía!

“somos vecinas y nos podemos ver” “pero que dibujo?”

Carmela nos cuenta que entre todas las maravillas que crea, le gustan los psicoretratos, cuando a partir de una foto recrea al personaje dentro de una atmósfera muy particular. Como “la niña cebra” porque cruza las calles saltando barreras y dejando su huella.

Es hora de pasar a un formato más grande, y hacer nuestra pancarta de bienvenida para la muestra. Despedimos a Carmela con mucho cariño y agradecidas por los momentos y los consejos. 

Decimos que lo mejor sería que en el mensaje estuviera presente Marcela, nosotres, la naturaleza y unas letras bien grandes. Estando manos a la obra, las risas y la emoción se combinan con largos silencios, que solo pueden significar la concentración y el goce absoluto. 

“mira que grande, así se ve bien la sargantana” “ten cuidado con mi esto, que lo estoy terminando” “que estén en esta dirección, y yo las pinto todas de verde oscuro”

El juego libre es una de nuestras características como grupo, así que aprovechamos los momentos finales para descargar energía y afianzar vínculos. Las familias se van uniendo pacientemente, comprenden que no queremos que llegue la despedida diaria. 

Los días avanzan y la muestra se acerca. Esta vez nos encontramos en un lugar que sentimos casa desde el primer momento, la Asociación Asociación Vecinal y Cultural Tres Forques, que será nuestra sede para recibir a las familias y todo ser que quiera ser partícipe de nuestras exploraciones y aventuras. 

Comprobamos que están todos los elementos que necesitamos, damos la última cocción a algunos ingredientes y decidimos donde ubicar cada creación. No os preocupéis, todo este caos es necesario para tener un visión global antes de la concreción. Estará todo listo para vuestra llegada.

De nuevo, entre actividad y actividad, dejamos lugar al juego libre, acompañándolas en su expansión por los diferentes espacios del lugar.

¡Os esperamos con muchas ganas y muchos nervios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.